¿Podría influir la microbiota intestinal en el desarrollo del asma?

By abril 30, 2018sistema inmunológico
influencia de la flora intestinal en el desarrollo del asma

Hoy, martes 1 de mayo, se celebra el Día Mundial del Asma promovido por la Global Initiative for Asthma como una iniciativa para concienciar a la población sobre lo que supone esta enfermedad y de la posibilidad de llevar una vida saludable y sin limitaciones.

Este año el lema principal de esta iniciativa es “Nunca demasiado pronto, nunca demasiado tarde” para sensibilizar a la sociedad de la importancia de cuidar y mantener las vías respiratorias.

Alrededor del 20% de los peques provenientes de países occidentales padecen asma. Esta enfermedad crónica se caracteriza por ataques recurrentes en las que tenemos dificultad para respirar.

Esta dolencia ha estado tradicionalmente ligada a factores genéticos y ambientales tales como la contaminación atmosférica. Sin embargo, estudios recientes que han relacionado el desarrollo de esta enfermedad con alteraciones en la microbiota intestinal en edades tempranas.

Aunque el asma es una enfermedad respiratoria que al igual que el intestinal contiene microbiota que puede alterarse y ser responsable de diversos estados patológicos,1 estas sustancias que segregan estas bacterias son esenciales para el desarrollo del sistema inmunitario, ya que el 80% de nuestras defensas se encuentran precisamente en el tracto intestinal.

Aunque todavía son desconocidos los mecanismos por los que se establece esta conexión, es cierto que estas investigaciones revelan que una microbiota alterada y la no presencia de las bacterias intestinales más convenientes a edad muy temprana, pueden desembocar en problemas de salud como el asma.

En los tres primeros meses de vida las bacterias intestinales adecuadas son fundamentales para componer y desarrollar el sistema inmunitario. Otro estudio realizado tras el análisis de las heces de bebés observó que si en las muestras recogidas se contenían bajos níveles de cuatro bacterias específicas, posteriormente esos niños y niñas podrían desarrollar asma a los tres años.

Por lo tanto, cada vez son más las enfermedades o dolencias que están relacionadas con las bacterias intestinales que habitan en nuestro organismo por lo que es cada vez más evidente la importancia de potenciar y nuestra microbiota intestinal.

Referencias:

Rodríguez Gomez J.M. (2016) Nuestras otras microbiotas: piel, tracto respiratorio, tracto urinario (pp 35- 42)Calatayud G., Marcos A., Margolles A. (2016) Probióticos, prebióticos y salud: Evidencia científica  (2016) Madrid, España; Sociedad Española de Probióticos y Prebióticos