Nuevo propósito. Cuida tus niveles de colesterol

By septiembre 21, 2018Salud cardiovascular
Colesterol-Cardiobiotic

Septiembre va pasando y poco a poco vamos nos vamos adaptando de nuevo a nuestra rutina. Ahora el trabajo, los niños y las distintas actividades extraescolares ya se han convertido en costumbre y las vacaciones de verano parecen lejanas, algo del pasado.

El comienzo de la temporada de otoño-invierno es un buen momento para modificar el chip y tratar de mejorar y dar la mejor versión de nosotros mismos. Esta época del año supone una oportunidad de cambiar aquello que no nos gusta de nosotros mismos y tratar de ofrecer nuestra mejor versión.

Ahora que nos estamos haciendo mayores, y más a partir de los 30 años empezamos a tomar conciencia de nuestro estado de salud y la importancia que tiene preservarla. Uno de los males más comunes de nuestro tiempo y la primera causa de fallecimiento en el mundo son las enfermedades cardiovasculares. La Sociedad Española de Cardiología (SEC) advierte de que el riesgo de sufrir alguna enfermedad cardiovascular está directamente relacionado con los niveles de colesterol total en sangre.

Unos elevados niveles de colesterol total, es decir, el colesterol LDL y los triglicéridos incrementan el riesgo de padecer un ataque cardíaco. Generalmente, somos conscientes de este tipo de riesgo cuando algún análisis de sangre muestra algún incremento de estos niveles, sin embargo, la prevención es un factor clave que puede ayudarnos a evitar algún que otro susto.

Por todo ello, en esta nueva temporada otoño-invierno vamos a fijarnos el firme propósito de cuidar nuestra salud y mantener el colesterol alto a raya y a adquirir algunos hábitos de vida saludable que nos ayudarán a mejorar nuestro estado físico y también, nuestro estado mental. ¡El sacrificio obtendrá su recompensa!

Hábitos para controlar nuestro nivel de colesterol

Los principales factores que deberemos tener en cuenta son la alimentación y el ejercicio físico. Por ello, en primer lugar, debemos revistar nuestro estilo de vida e identificar aquellos aspectos o costumbres que debemos modificar. Consumir comida rápida de manera habitual, comer por aburrimiento o frustración o pasarnos las tardes tirados en el sofá son prácticas que debemos evitar o al menos limitar a ocasiones puntuales. Asimismo, es importante que nos tomemos el tiempo necesario para comer y no lo hagamos con ansias.

Otro aspecto fundamental es la de incorporar más actividad y ejercicio a nuestra vida diaria y huir del sedentarismo. Pequeños cambios como usar las escaleras en vez del ascensor. Lo importante es buscar un equilibrio entre lo que se come, el nivel de actividad física que hacemos y ponernos en marcha.

Además, debemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Realizar algún tipo de ejercicio físico durante al menos 30 minutos 3-4 veces por semana.
  • Dejar de fumar y limitar el consumo de alcohol. El tabaquismo es extremadamente perjudicial para nuestra salud en general y también supone un factor de riesgo en la enfermedad cardiovascular.
  • Evitar aquellas situaciones en las que el corazón padece sobreesfuerzos como pueden ser el estrés o el sobrepeso.
  • Debemos mantener un control sobre la presión arterial, lo ideal es mantenerla entre 130 de máxima y 80 de mínima.
  • Consume 4-5 piezas de fruta y verdura diaria. Evita las grasas animales y fomenta el consumo de cereales y legumbres. Trata de evitar las grasas animales y limitar el consumo de sal. Una dieta equilibrada y variada será un gran aliado para ti.

Además, otra opción interesante que va a ayudarte en el firme propósito de controlar tus niveles de colesterol es optar por opciones como ProFaes4 Cardiobiotic, un complemento alimenticio a base de probióticos con las cepas específicas Lab4 Lactobacillus Reuteri y Lactobacillus plantarum que  han mostrado su eficacia en la reducción de los níveles de colesterol (1,2,3)

Además, contiene Hidroxitirosol cuyo alto poder antioxidante, ejerce un efecto protector del daño oxidativo que proporciona la base molecular para prevenir el riesgo cardiovascular. (4) Otro componente fundamental es la Tiamina cuya suplementación sugiere que incrementa la presión central, actúa como vasodilatador y mejora la función cardíaca, según ensayos en pacientes con fallo cardíaco congestivo. (5)

¡Ponte en marcha este otoño y pon en forma tu corazón!

 

  1. Michael DR, et al. Lactobacillus plantarum CUL66 can impact cholesterol homeostasis in Caco-2 enterocytes. Benef Microbes. 2016;7(3):443-51.
  2. Jones ML, et al. Cholesterol-lowering efficacy of a microencapsulated bile salt hydrolase-active Lactobacillus reuteri NCIMB 30242 yoghurt formulation in hypercholesterolaemic adults. Br J Nutr. 2012;107(10):1505-13.
  3. Jones ML, et al. Cholesterol lowering and inhibition of sterol absorption by Lactobacillus reuteri NCIMB 30242: a randomized controlled trial. Eur J Clin Nutr. 2012;66(11):1234-4
  4. Vilaplana-Pérez C, et al. Hydroxytyrosol and potential uses in cardiovascular diseases, cancer, and AIDS. Front Nutr. 2014;1:18.
  5. DiNicolantonio JJ, et al. Thiamine Supplementation for the Treatment of Heart Failure: A Review of the Literature. Congest Heart Fail. 2013;19(4):214-22.