Controla tus niveles de colesterol también en verano

colesterol-vacaciones

Cuando llega el verano y las vacaciones tendemos a dejar un poco de lado el cuidado personal y no preocuparnos por nuestra salud. Sin embargo, es importante que sigamos controlando o manteniendo al margen aquellos aspectos que pueden poner en riesgo nuestra salud cardiovascular como puede ser el exceso de colesterol.

Aunque llevemos un controlar durante todo el año, los niveles de colesterol pueden aumentar si nos abandonamos durante las vacaciones. En esta época del año nuestros horarios varían, solemos descuidar la alimentación e ingerir más grasas saturadas lo que puede aumentar los niveles.

El colesterol es una sustancia grasa que se encuentra en el organismo de manera natural que se encarga de las formaciones de las hormonas y de regular sus niveles. Aunque cumple con una función determinada no es conveniente que sus niveles sean elevados ya que puede poner en riesgo el funcionamiento correcto de nuestro corazón.

Por ello, la tranquilidad del verano y de tiempo libre que poseemos estos meses también puede suponer una oportunidad para ponernos manos a la obra y reducir el colesterol. En primer lugar, debemos tener claro que tomar algún fármaco para controlar el colesterol no nos exime de tener que cuidarnos y seguir unas pautas de vida saludable para mantener nuestro bienestar y evitar problemas cardiovasculares.

Los factores principales que van a ayudarte en esta determinación no son otros que cuidar nuestra alimentación y mantenernos activos, por ello, vamos a sugeriros algunas prácticas en este sentido que os puedan ayudar en este proceso.

  • Lo principal es controlar los alimentos grasos que suelen estar presentes en eventos de verano como son las barbacoas. Si puedes incluye en la compra carnes magras como pollo o pavo o pescados que se puedan preparar en la parrilla. ¡Un auténtico manjar! En esos mismos eventos debemos tratar de evitar los snacks fritos como patatas fritas y rebozados. Opta por picnics saludables a base de ensaladas o platos con verduras.
  • Las bebidas azucaradas tampoco son lo más recomendable por lo que te recomendamos que optes por otras opciones más saludables como zumos de frutas naturales o batidos vegetales que además te resultarán muy refrescantes.
  • Si vas a comer fuera, es mejor optar por platos cocinados al vapor, a la plancha, asados, etc. que no incluyan salsas y estén aderezados con verduras y, si vas a viajar al extranjero puedes probar platos locales pero, trata de elegir los más saludables.
  • Existen complementos nutricionales como Profaes4 Cardiobiotic que puede ayudarte en tu objetivo de reducir el colesterol. Desarrollado a base de probióticos Lctobacillus plantarum y Lactobacillus Reuteri que han demostrado su eficacia en la reducción del colesterol con hidroxitirosol y con Tiamina con que contribuye al funcionamiento normal del corazón.
  • Uno de los productos estrella del verano es el helado, puedes consumirlos pero si optas por polos de hielo o helados de futas mejor que por aquellos que contienen nata.
  • Trata de caminar, ve andando o en bicicleta a los sitios ¡la falta de tiempo ya no es excusa! Puedes optar por paseos por la orilla en las jornadas de playa o paridas de palas en la arena, te ayudarán a mantenerte activo a la par que disfrutas de la playa y el mar.
  • Nadar en el mar o en la piscina es otro de los placeres del verano, puedes pasarte horas en el mar o en la piscina y ejercitarte. ¡tu corazón te lo agradecerá! Además de las actividades directamente relacionadas con el mar, puedes optar por actividades al aire libre, paseos en bicicleta, excursiones a la montaña o jornadas de senderismo.

 ¡Cuida tu corazón también durante las vacaciones con estos sencillos consejos!