Consejos para evitar intoxicaciones alimentarias en verano

intoxicaciones-alimentarias-verano-

Con la llegada del verano y las altas temperaturas debemos tener especial cuidado con el estado de conservación de los alimentos. En esta época del año es cuando más intoxicaciones alimentarias se producen.

Debemos tener mucho cuidado ya que ingerir alimentos en mal estado puede desencadenar síntomas como náuseas, vómitos, diarrea o dolor abdominal que pueden deberse a cuadros de salmonelosis, hepatitis A o gastroenteritis.

La OCU señala 5 tipos de alimentos que se deben manipular con prudencia ya que son los que más comúnmente pueden estar detrás de alguna de estas intolerancias. Huevos, pescado, vegetales, marisco y el pollo son los principales ingredientes que debemos controlar.

Huevos

  • Conservar los platos que contengan huevo en el frigorífico
  • ¡Cuidado con la mayonesa! Debes guardarla en el frigorífico y no esperes más de dos días en tomártela

Pescados y mariscos

  • Lavar bien y quitar bien las vísceras.
  • Si vas consumir productos crudos o semicrudos, conviene congelarlos para evitar los anisakis.
  • Cuidado dónde compras el marisco y procura que los moluscos estén vivos.
  • Si vas a consumirlo fuera de casa, procura que sea un lugar de calidad y cumpla con los requisitos básicos de higiene.

Productos vegetales        

  • Lávalos bien, recuerda que han estado en contacto con la tierra y es posible que con productos pesticidas.

Pollo

  • El pollo es un producto fácil de contaminar ya que su composición química podrñia favorecerlo, contiene mucha agua y en muchas ocasiones la manipulación del producto no suele ser la más higiénica.
  • Conviene cocinar bien la carne y evitar consumiral en crudo.

 

Estas intoxicaciones alimentarias suelen producirse cuando alguna bacteria patógena consigue introducirse en nuestro organismo y colonizar la población bacteriana que habita en nuestro intestino, también conocida como microbiota intestinal. Estas bacterias intestinales tienen la importante función de mantener equilibrado nuestro sistema inmunitario y así dificultar la labor de estos agentes externos que quieran penetrar en nuestro organismo.

Por ello, es importante que mantengamos nuestra flora intestinal fuerte y en buen estado. Para ello, podemos optar por consumir suplementos alimenticios a base de probióticos. Los probióticos son microorganismos vivos que administrados en las cantidades adecuadas aportan beneficios en la salud del hospedador. Los prebióticos además, se encargan de aumentar la presencia de estas bacterias beneficiosas en el colon. ProFaes4 Dual Vit, contiene el grupo único de cepas probióticas Lab4, fructooligosacaridos y vitaminas C y D ayuda a mejorar el estado nutricional y estimula el sistema inmunitario en todas las edades.