7 tips para desconectar en vacaciones

huir-del-estrés-vacaciones-verano-

Las vacaciones son una necesidad para recuperarnos y preservar nuestra salud. Descansar y salir de nuestra rutina habitual es fundamental para recuperar la perspectiva y cargar las pilas para la vuelta al trabajo.

Sin embargo, hoy en día resulta más complicado desconectar del trabajo debido a los adelantos tecnológicos. Además, trastocar la rutina puede descolocar a más de uno y hacerle entrar en una espiral de agobios y nervios. Por ello, vamos a tratar de daros unos sencillos consejos para ayudaros a huir de esta sensación de estrés y disfrutar al máximo las tan ansiadas vacaciones.

  • Desconecta del trabajo

En primer lugar, debes ser plenamente consciente de que estás de vacaciones y debes dejar atrás el trabajo. Tus compañeros se encargarán de solucionar los temas que dejas pendientes ¡No te creas imprescindible! En este sentido, desconectar el móvil del trabajo o desincronizar el mail del móvil te ayudará a desconectar de verdad y empezar a pensar en cómo disfrutar tu tiempo de ocio.

  • Planifica los detalles de tu viaje

Si te vas de viaje no dejes todos los detalles para el último día. Planifica tu equipaje y planifica tu llegada al destino. No dejes todo al azar, aunque, ¡tu viaje podría convertirse en una gran aventura!

  • Deja el móvil tranquilo

Muchas veces nos perdemos cosas maravillosas que ocurren a nuestro alrededor simplemente por estar enganchados a nuestro dichoso Smartphone. Consultar las noticias o mantener el contacto con tus amigos está muy bien pero, deja algo para contar a la vuelta.

  • Dedícate tiempo

Las vacaciones están muy bien para disfrutar con la familia y los amigos pero, no está de más que guardes un poco de tiempo para ti y disfrutes de las cosas que te gustan y te relajan. Lee un buen libro, algún paseo por la playa y así tendrás un momento para reflexionar y poner tu cabeza en orden.

  • Estar de vacaciones no implica no hacer nada

Aunque después del intenso ritmo de trabajo y obligaciones lo que más nos apetece es no hacer nada, debemos tratar de dejar atrás la pereza. No es una buena compañera ya que, lejos de producir descanso te hará seguir más cansado e inapetente lo que puede provocar que estés de mal genio e irritable.

  • Haz algo de ejercicio

Realizar ejercicio físico te ayudará a sentirte animado y revitalizado, además, en verano tienes muchas opciones de deportes al aire libre donde además, podrás disfrutar de la naturaleza y liberar la mente.

  • Duerme y come bien

Tras los madrugones de todo el año, dormir bien es importante, trata de dormir 8 horas al día. Las altas temperaturas pueden hacer que te cueste conciliar el sueño, por ello puedes probar con una ducha refrescante antes de dormir. La alimentación es fundamental para gozar de una buena salud. Seguir una dieta equilibrada rica en frutas y verduras y evitar los alimentos procesados es importante para mantenerte en buen estado de salud. Come de forma pausada, disfruta de los sabores.

Una correcta nutrición además, es esencial para mantener la población bacteriana de nuestro intestino en buen estado y así cumpla correctamente con su función protectora. Además, cada vez son más los estudios que sugieren que las bacterias intestinales están relacionadas con nuestro estado emocional.

¡Tómate con calma las vacaciones y vuelve con las pilas cargadas y una buena salud!